Mejorar la 32 y añadir una nueva línea de bus, las principales demandas de movilidad

Manifestación en Santa Isabel para pedir una segunda línea de bus.

Manifestación en Santa Isabel para pedir una segunda línea de bus.

-La asociación de vecinos llevará a la próxima mesa de movilidad del Ayuntamiento sus reivindicaciones.


Solicitar que se mejoren las frecuencias de la línea de bus urbano 32 y exigir que el barrio tenga un segundo trayecto para conectar con el centro de la ciudad. Son las principales reivindicaciones en materia de movilidad que llevará la asociación de vecinos Gaspar Torrente de Santa Isabel a la próxima mesa de transporte del Ayuntamiento de Zaragoza.

«La 32 es una línea con un recorrido muy largo que acaba generando frecuencias dispersas», explica José Carlos Faro, presidente de la entidad vecinal. «Hay veces que se llegan a juntar tres autobuses seguidos y luego el siguiente tarda una eternidad en llegar», matiza. En hora punta, las demoras se alargan hasta los 20 minutos de espera.

Santa Isabel fue uno de los barrios más perjudicados por la reforma del transporte urbano que el Consistorio realizó en agosto de 2013. Perdió el trayecto de la 45 y se quedó con una sola unión con el centro de Zaragoza. «La línea 32 ha dejado de circular por la plaza de España y fue la primera en salir del recorrido, atravesando el Puente de Piedra; también han desaparecido las líneas 45 y 128», recuerda.

De especial gravedad para la asociación de vecinos es la desaparición del trayecto del bus 45, que permitía un acceso al centro de la ciudad a barrios que están tan solo a dos o cuatro kilómetros de la Plaza del Pilar. «Con la eliminación de esta línea nos vimos abocados a tener una sola opción y limitados (que no favorecidos) a utilizar transbordos. Nos condenaba a un nuevo empeoramiento en la calidad del servicio.  Un transbordo a otra línea de bus supone entre uno y siete minutos como mínimo de tiempo añadido a un viaje en el que antes se podía completar con un solo servicio», se queja Faro.
Las demandas de la asociación de vecinos se resumen en cuatro necesidades básicas: lograr un acceso al centro de la ciudad independiente de los trasbordos, mejorar las frecuencias de la línea de bus urbano 32, mejorar la capacidad de transporte en el barrio y mejorar los tiempos de conexión y viaje con Delicias. La asociación de vecinos llevará todas estas peticiones a las próximas mesas de transporte que organice el Ayuntamiento de Zaragoza.

Los paros del bus acentúan los problemas de movilidad

El problema se está complicando además estos días con la huelga de los trabajadores de la empresa concesionaria del servicio, Auzsa. Los vecinos están sufriendo demoras «interminables» durante la franja horaria de los paros. «He tenido que volver a coger el coche», se queja Antonio, uno de los 14.000 residentes de Santa Isabel.

«Habrá que ver cómo se puede mejorar el transporte público al barrio, quizás partiendo la 32 o alargando alguna otra línea; eso habrá que verlo», explica Faro. «La línea 28 pasa, por ejemplo, por el extrarradio del barrio, pero no es una solución definitiva», confirma.

Los vecinos ya salieron a la calle el año pasado para reclamar una segunda línea de autobús urbano. De hecho, el Ayuntamiento ya aprobó en pleno alargar la línea 21 y modificar la 32, algo que finalmente no se ha llevado a cabo «por motivos económicos».

Etiquetado con

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 3 =